20/03/2015 Solo el 21,8% de los jóvenes menores de 30 años ha logrado emanciparse en España

slidebg2.jpg

20/03/2015 Solo el 21,8% de los jóvenes menores de 30 años ha logrado emanciparse en España

El Consejo de la Juventud de España ha presentado un nuevo informe del Observatorio de Emancipación, correspondiente al tercer trimestre de 2014, cuyo objetivo es analizar periódicamente las condiciones socio-laborales de la población joven centrándose en el empleo y la vivienda.

Pues bien, según este estudio, tan solo el 21,8% de las personas menores de 30 años ha logrado emanciparse en nuestro país, es decir, casi el 80% sigue viviendo con sus padres, lo que pone de manifiesto la frágil situación de los y las jóvenes en el mercado laboral y las duras condiciones del mercado de la vivienda que, hoy por hoy, resultan inaccesibles para el nivel adquisitivo de la mayoría de las personas jóvenes.

Empezando por el acceso a la vivienda, nos encontramos con datos altamente preocupantes: una persona joven en nuestro país debería cobrar un 97,8% más de lo que cobra para poder comprar una casa, es decir, debería ganar unos 1.950€ al mes; debería destinar el 59,3% de su salario para poder adquirir una vivienda en propiedad; o que la superficie máxima a la que puede aspirar con su sueldo es de 50,5 metros cuadrados.

En relación con el empleo, la precariedad, la temporalidad, la subocupación y la sobrecualificación siguen caracterizando las condiciones laborales de la juventud en nuestro país. Así, nos encontramos con que la tasa de paro de las personas menores de 25 años supera el 52,4%. Si hablamos de personas entre 25 y 29 años, alcanza el 28,7%, y entre 30 y 34 años, casi el 23,1%.

Otro dato revelador de la situación que viven los y las jóvenes es que el 41,7% lleva menos de un año en la empresa actual. Asimismo, uno de cada cuatro tiene una jornada inferior a 35 horas semanales. La ocupación a tiempo parcial afecta, en mayor medida, a las mujeres jóvenes y a las personas de 16 a 24 años.

Por otra parte, según los datos registrados en el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), el 93,7% de las nuevas contrataciones realizadas durante el tercer trimestre de 2014 a personas entre 16 y 29 años fueron de carácter temporal y los contratos indefinidos solo representan el 6,3%.
De hecho, en el tercer trimestre de 2014, el 54% de la población joven asalariada trabaja con contratos temporales, lo que representa la tasa de temporalidad más abultada desde 2006.

La sobrecualificación también se ha convertido también en una constante de la población joven asalariada: el 55,6% está realizando un trabajo que requiere un nivel inferior de cualificación al que tiene. Las mujeres jóvenes son las que más sufren esta situación: seis de cada diez están en un puesto de trabajo que requiere una formación menor de la que efectivamente poseen.

Héctor Saz, presidente del Consejo de la Juventud de España ha denunciado que “estos datos hacen que sea imposible creer que estemos saliendo de la crisis. Emanciparse sigue siendo imposible para la mayoría de los y las jóvenes, debido fundamentalmente a la exclusión del mercado laboral y a la precariedad de los empleos a los que tienen acceso. Así, Saz reclama “una reforma laboral que garantice derechos, calidad y condiciones dignas para el empleo de las personas jóvenes”.

Fuente: Inmodiario.com